Seleccionar página
Ermitas, basílicas, iglesias, catedrales; España acumula infinidad de ellas. Solitarias, humildes, grandiosas, monumentales, rurales, universales, olvidadas o veneradas. Estos testigos mudos de nuestra historia y nuestro tiempo, guardan tesoros insustituibles a incalculables: delicados pórticos labrados, finas tallas románicas, formidables retablos ornamentados, antiguos frescos conmovedores o simplemente privilegiados emplazamientos que las funden y las hacen parte insustituible de nuestros paisajes. Nuestra historia se esconde tras sus piedras y nuestras fiestas populares se celebran entorno a ellas. Más allá de su representación y significado religioso, nuestras ermitas, iglesias, basílicas y catedrales, son parte imprescindible del relato y la semblanza de nuestra historia.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies