Seleccionar página

Entre Potes y Camaleno, a los pies de los Picos de Europa, en un entorno tan bucólico como sosegado, se encuentra el hotel La Posada de San Pelayo, que desde el principio enamora por su cuidado jardín y su cálida atmósfera.

En su jardín, cuidadosamente mantenido, abundan las flores y los arboles frutales. Lo que le da a lugar un colorido y aroma muy especial, y su exteriores están plagados de rincones donde disfrutar del paisaje de Picos.

La antigua casona de piedra ha sido perfectamente rehabilitada, respetando su esencia y materiales, las habitaciones que de la planta superior con galería y vistas de las montañas son un autentico lujo.

Los interiores son cálidos y con multitud de detalles y rincones especiales. dos grandes ventanales en la parte posterior de la casa le dan luminosidad la salón y maravillosas vistas del entorno.

Las habitaciones son amplias y cálidas y todas exteriores. Las hay con terraza o sencillas, pero desde todas se oye el silencio del entorno y se descansa plácidamente.

Sin duda alguna La Posada de San Pelayo es una de las mejores opciones para disfrutar de Potes y Los Picos de Europa, a la vez que se encuentra un auténtico Jardín del Edén.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies